En mi historia personal ha habido siempre un deseo de conocer personas y pertenecer.

Con pertenecer quiero decir formar parte de un espacio intangible y común que nos permite a todos los integrantes de un grupo de amigos saber que el compartir esa relación enriquece nuestra vida y le da sentido.

Ante cada persona nueva que conozco disfruto de una posibilidad única: enriquecerme con lo que el otro tenga que aportar y descubrir algo nuevo  que sólo esa persona es capaz de provocar en mí.

Con el tiempo este anhelo de pertenecer se fue materializando. A partir del año 2003, el año en el que descubrí el mundo del crecimiento personal y mi pasión por él tuve la oportunidad de formar parte de varios grupos de amigos y de crecimiento mutuo.

Esta experiencia me permitió re inventarme en cada uno de ellos y ser cada vez más quien realmente quiero ser, una tarea que nunca se acaba pero que cada día me acerca un poco más a descubrir mi verdadera esencia.

Por eso , lo más importante que quiero expresar hoy es mi gratitud a todas las personas con las que he ido compartiendo el camino en estos años, a los de un rato y los de mucho tiempo, a los que estáis más cerca y los que estáis más lejos

A todos y cada uno de vosotros

Gracias

Gracias por hacerme pertenecer

Gracias por  hacerme ver todo lo que aún hay que pulir

Gracias por las risas

Por todo el amor que compartimos

Gracias por inspirarme a crecer

Por inspirarme a crear

Y gracias por acompañarme

Con este honrar a cada persona y cada mirada con las que ido compartiendo experiencias quiero explicaros a todos los que aún no conozco que este es el verdadero motivo por el que fue despertando en mi el deseo y la posibilidad de que este proceso se amplifique y llegue a más gente.

Mi deseo es que este regalo que yo vivo de pertenecer también puedan disfrutarlo otras personas y por eso esta actividad que propongo pretende crear la semilla para que eso suceda, y si eso sucede…os aseguro… Que empieza la Magia…te apuntas a comprobarlo…?

Anuncios