A menuImagedo compruebo con algunas personas de mi entorno que cuando les nombro la palabra relaciones casi siempre lo interpretan como relaciones de pareja.

No es esa mi intención cuando subtitulo Que empiece la Magia con la expresión coaching de relaciones.

Lo que yo entiendo por relaciones atañe a todas las interacciones que tengo conmigo misma o con los demás.

Si te das cuenta las personas sólo existimos a través de cómo nos relacionamos.

Existo cuando me relaciono conmigo misma, con mi familia, con mis amigos, con
mi pareja, con mis compañeros, con mascotas,con desconocidos e incluso cuando me relaciono con objetos – piensa por ejemplo en cómo te relacionas con tu móvil, tu coche, tu ropa preferida, etc.

Desde el momento en que nazco hasta que muero estoy por tanto relacionándome.

De la calidad de esas relaciones que tengo depende directamente mi calidad de vida y mi bienestar.

Si quiero tener éxito en cualquier relación tengo que tener en cuenta muchas cosas: el respeto, la empatía, la ausencia de crítica, la comprensión, la generosidad, la habilidad en la comunicación, el humor, el amor…

En teoría todos sabemos que estas son las claves para relacionarnos bien pero en la práctica del día a día no es tan fácil ser un virtuoso del tema porque surgen muchos escollos y no siempre sabemos eliminarlos.

Si te ves reflejado en alguno de estos escollos puedes avanzar de la mano del coaching con las herramientas que nos proporciona la Gestión de relaciones o la Gestión de la comunicación.

Y si además te apetece hacerlo con un enfoque lúdico y gastronómico puedes asistir a uno de nuestros encuentros, una experiencia que te hará conocer Una nueva forma de relacionarte.

Anuncios