Si has leído el post anterior,  El vendedor de sueños, quizá ha empezado a latir en ti algún sueño que llevar a cabo o quizá todavía te preguntas – si, pero ¿cuál podría ser mi sueño?… –

Te doy alguna pista, puede estar en cualquier ámbito, puede ser grande o pequeño, lo que importa es que te emocione y te motive a ponerte en  marcha, te ves reflejado en alguno de estos?

Comprar una casa, mejorar tu salud, tomar las riendas de tu vida, poner en marcha una empresa, conseguir más libertad, tener relaciones más equilibradas, descubrir cuál es tu talento, comunicarte con más eficacia y seguridad, escribir un libro, tener un hijo, aprender a gestionar tus emociones, mejorar tu relación de pareja, romperla, iniciar una nueva…

Cualquier área de tu vida puede esconder un anhelo, si alguno te resuena y te ilusiona ya estás preparado para ser un Perseguidor de sueños.

Creo que un buen ejemplo de Perseguidor es Steve Jobs y todo lo que nos explica en este vídeo. Si ya lo has visto puedes volver a verlo y descubrir un nuevo matiz para hoy… y si no lo conoces… te invito a dejarte llevar, quizá te inspire a encontrar aquello que amas…

En cualquier caso en el que estés te enfrentas a un proceso que puede ser largo o corto, fácil o lleno de retos y que te obligará a seguir tu curiosidad e intuición; y a ir viviendo experiencias que más tarde se convertirán en puntos clave.

Tanto si decides ser Perseguidor de sueños por tu cuenta o contando con un coach personal lo que hará que te conviertas en Materializador de sueños es la Confianza en que esos puntos se conectarán alguna vez en el futuro y podrás terminar el puzle.

Y qué pasa cuando terminas con éxito un puzle? Te produce un gran bienestar y el deseo de comenzar y perseguir otro…

Anuncios