Un fantástico ejemplo de nuevo paradigma en economía.

Christian Felber es economista, bailarín, divulgador y miembro fundador del movimiento de justicia global  Attac en Austria.

Como creador de esta Economía del bien común o Economía del bienestar público nos invita a pasar del beneficio financiero al beneficio del bien común, al dinero como medio y no como fin.

Atacar el corazón del sistema financiero pero usando como armas la honestidad, la confianza, el respeto, la empatía, la cooperación, la solidaridad y el compartir.

Actualmente el éxito de las empresas se basa sólo en indicadores monetarios, cuanto más beneficio, más éxito.

En el balance del bien común los indicadores que miden el éxito son distintos: el sentido que tiene el producto, si se produce de forma ecológica, si se distribuye de forma justa, si se trata igual a hombres y mujeres y si se toman de forma democrática las decisiones.

Al contrario de lo que pasa hoy, las empresas con los mejores resultados éticos, responsables y solidarios reciben ventajas en impuestos, créditos y aranceles para que finalmente al llegar al consumidor sean más baratos los productos justos y más caros los producidos de forma irresponsable.

Utopia..?

Parece que no, en apenas año y medio que lleva en marcha más de 700 empresas y organismos de distintos países se han unido voluntariamente a su modelo. Y en un verdadero espíritu democrático el propio modelo está abierto a que seamos los ciudadanos los que votemos y nos pongamos de acuerdo en los límites que queremos establecer entre todos.

Otro mundo es posible, sólo hay que dejarlo nacer y alimentarlo.

Anuncios