Ya que es festivo elijo una poesía para el día de hoy.
Me la regaló hace unos días una amiga, se titula Contribución a la estadística.

Indagando acerca de la autora, nada menos que premio Nobel de Literatura me encontré un segundo regalo, esta foto

Pasar de los ochenta años con esa expresión vital en la cara es una delicia… sus ojos podrían iluminar un escenario, su sonrisa sigue sin descubrir todas las respuestas, su piel ha rozado manzanas y risas, su pelo rebelde se mantiene alejado de imperativos externos y en el quirófano la cirugía se mantiene intacta todavía sin descorchar…

contribución a la estadística (Wisława Szymborska, Polonia
1923-2012)

De cada cien personas,

las que todo los saben mejor:
cincuenta y dos,

las inseguras de cada paso:
casi todo el resto,

las prontas a ayudar,
siempre que no dure mucho:
hasta cuarenta y nueve,

las buenas siempre,
porque no pueden de otra forma:
cuatro, o quizá cinco,

las dispuestas a admirar sin envidia:
dieciocho,

las que viven continuamente angustiadas
por algo o por alguien:
setenta y siete,

las capaces de ser felices:
como mucho, veintitantas,

las inofensivas de una en una,
pero salvajes en grupo:
más de la mitad seguro,

las crueles
cuando las circunstancias obligan:
eso mejor no saberlo
ni siquiera aproximadamente,

las sabias a posteriori:

no muchas más
que las sabias a priori,

las que de la vida no quieren nada más que cosas:
cuarenta,
aunque quisiera equivocarme,

las encorvadas, doloridas
y sin linterna en lo oscuro:
ochenta y tres,
tarde o temprano,

las dignas de compasión:
noventa y nueve,

las mortales:
cien de cien.
Cifra que por ahora no sufre ningún cambio.

Anuncios