He leído dos veces El poder del ahora de Eckhart Tolle y las dos veces me produjo un vuelco interior.

Esta verdad simple de que el momento presente es lo único que tienes requiere varios niveles de digestión. Primero intentamos comprender el concepto con la mente, después atisbar lo que es sentir desde ahí, sólo desde el ahora, y luego podemos imaginar cómo sería la vida humana en la tierra desde esta perspectiva, se hace difícil, tal como dice él en esta entrevista…

En el libro pone un ejemplo que nos ayuda un poco:

“Imagínate que no hubiera vida humana sobre el planeta y sólo estuviera habitado por plantas y animales. ¿Habría pasado y futuro? ¿Podríamos seguir hablando del tiempo de manera significativa?

Preguntas como ¿qué hora es? o ¿qué día es hoy?, si alguien las preguntara, no tendrían ningún sentido. Al roble o al águila les parecerían divertidas. Contestarían: ¿Qué hora es?…Bueno, es ahora. ¿Qué otra cosa puede haber?”

Lo que sí puedo entender a través de mi experiencia es que con el tiempo y la práctica paso mucho menos tiempo ahora dedicada al recuerdo del pasado, eso hace que el dolor asociado a él se esfume e incluso me resulta difícil asimilar que haya sido yo la que ha vivido mi pasado, puedo des identificarme de él…

Dónde me queda más tarea por hacer es en dejar de visitar al futuro y sus incertidumbres, me falta más práctica…pero ya he comprendido claramente que cuando lo consigo el que se esfuma es el miedo…

Así que, en resumen, ese es el quid de la cuestión, si dejas de viajar al pasado te quitas el dolor y si dejas de viajar al futuro eliminas el miedo, y…

¿Cuál es el resultado?
Que empiezas a ser libre y estar en paz

Para terminar recurro de nuevo a sus palabras textuales:

“¿Cómo dejar de crear tiempo?
Date cuenta inequívocamente de que el momento presente es lo único que tienes.
Haz del ahora el centro fundamental de tu vida.
Si antes vivías en el tiempo y hacías breves visitas al ahora, establece tu residencia habitual en el ahora y haz breves visitas al pasado y al futuro cuando tengas que resolver los asuntos prácticos de tu vida.

Di siempre si al momento presente.

Qué podría ser más fútil, más necio, que crear resistencia interna a algo que ya es?
¿Qué podría ser mas demente que oponerse a la vida misma, que es ahora y siempre ahora?
Ríndete a lo que es.
Di sí a la vida, y observa cómo la vida empieza repentinamente a funcionar a favor tuyo en lugar de ir contra ti.”

Anuncios