Cada vez que veo este vídeo de Benjamín Zander me emociono. Sin duda sabe ser un líder y sabe sacarnos brillo en los ojos.

Su trabajo, como el de cualquier coach, es despertar posibilidades en otras personas, pero lo maravilloso de su reflexión es que nos demos cuenta de que todos tenemos la oportunidad y la responsabilidad de despertar posibilidades en los demás, bien porque somos padres, músicos, artistas, peluqueros, fontaneros, dependientes, funcionarios, lo que sea…

Y cómo sabemos si lo estamos consiguiendo? Si hay brillo en los ojos de los demás.

Si no lo hay, hazte esta pregunta:

¿Quién estoy siendo que los ojos de mis hijos no están brillando?

¿Cómo puedo medir mi éxito? Comprobando cuantos ojos brillantes tengo alrededor.

¿Marcan alguna diferencia las palabras que salen de tu boca?

Si quieres que la marquen no digas nada que no pueda quedar como la última cosa que llegues a decir.

Anuncios